15 jun. 2011

No subas más allá de la cama

Esta reflexión está basada a pedido de unas amigas con quienes nos reunimos, cada tanto a elaborar y desarrollar teorías sobre el comportamiento masculino. Lo que tratamos la última vez, creemos le sucede a la mayoría de hombres y mujeres en edad adulta, por lo que decidimos compartirlo con la esperanza que nos aporten material para comprender y así podernos inmunizar ante las causas de dicho fenómeno. Cualquier parecido a la realidad es meramente causal y estadístico.


Ésta es la historia de Emilia, profesional de 30 años, es la ex novia de mi ex novio. Por esas cosas de los infiernos chicos y la endogamia grande acabamos no sólo siendo amigas sino también socias volviendo provechoso el hecho de tener tantos intereses en común. 

El asunto, es que Emilia, luego de tres años en pareja y resultándole muy difícil asumir la certeza que con el amor sólo no alcanza decidió separase, del común.

Entonces conoció un pibito que le gustó, mucho le gustó, por eso salieron varias noches. La ayudó a "menguar" el duelo, especialmente respecto a lo más difícil de sobrellevar de cualquier separación: la abstinencia sexual. En la cama, Emilia lo dio vuelta como una media ya que los 6 años que le lleva se evidencian entre las sábanas y porque la actitud no compensa la competencia.

Sin embargo, la otra noche, luego de un revolcón de novela el pibito pronunció las palabras que lo arruinan todo: tenemos que hablar.

Por supuesto, le salió con la cantinela de que tenía miedo (?) que se enamorara de él (de él!!) lo cual no era conveniente porque él no estaba preparado. Ella le explicó que lo que menos quiere en éste momento es enamorarse, que no se suba a ese bondi, porque en realidad viene ocupado, y que simplemente ella quiere tener sexo con él.

Está situación nos dio, al grupo de hienas analistas, tema para un seminario, pero las reflexiones primarias quedan agotadas ante lo evidente: la incomprensión masculina acerca de la naturaleza femenina: NOSOTRAS TAMBIEN COGEMOS SIN ENAMORARNOS. Y mucho.

Lo que pasa es que cierto sesgo machista (en hombres, y por supuesto, en muchísimas mujeres) hacen de esto otro tabú de las alcobas o cualquier otro habitáculo a- cogedor.

Cómo entendemos que la mayoría de los problemas de las relaciones, especialmente de las sexuales, tienen su origen en la dificultad que tienen varones y mujeres para comunicarse, escribí a pedido (de gritos), estas líneas.

Lo que más nos cuesta e interesa entender es porque creen que si una de nosotras quiere acostarse con uno de ustedes, entienden, por defecto, que una quiere transformarse, en realidad, en una Laura Ingals del siglo 21 dispuesta a germinar siete retoños con tal de cazarlos para siempre.

No digo que no haya esa fantasía en algún lugar de la mente femenina, lo que pregunto es porque se toma esto como condición sine qua non. Porque siempre presuponen que queremos más, si sólo buscamos escoger bien. Elegir bien. Con quien con coger, de quién enamorarnos y con quien coger enamorando.

Nosotras también queremos sexo y nada más que eso. ¡ Disfrútenlo! Sobre todo si elegimos hacerlo con ustedes, porque quizás sea sólo que estuvieron en el momento justo en el lugar indicado o todo eso junto.

Que me excites no implica que me conmuevas. Que me muestre interesada no te hace interesante. Soy una mujer apasionada, que vive los momentos intensamente. De esa clase de mujeres que hasta comprar comida para gatos lo vive como una misión de la cual  depende la paz en el mundo.

Que disfrute desarmar con vos una cama, no implica que quiera  proyectarte más allá de las sábanas, o de las telas que haya. Ni que quiera compartir con vos un mañana, ni siquiera una mañana.

Es cierto, lo admitimos, a veces mentimos acerca de las condiciones de una relación, pero en general, sucede porque antes nos mentimos a nosotras.

Algunas, además de disfrutarlos, también especulamos antes de enamorarnos. Leemos su mochila, las medimos, los probamos, porque lo que ansiamos, no es un hombre, sino un hombre resuelto, que no tiene miedo, ni siquiera de temer ni a vulnerarse.

Hombres capaces de permitirse asumir que no los necesitamos más que para completar una buena noche y deciden compartirlas sin excusas sin dejar por eso de ser responsables, especialmente consigo mismos. Hombres que asumen la posibilidad de asombrarse sin atarse a los: yo te avise.

Hombres que ante tu afirmación de sólo quiero sexo contigo contestan: Dulce, te gustan las cosas difíciles, eh?

Porque,  es fácil saciarse en las relaciones cotidianas, es sencillo coger más o menos asidua y placenteramente, cuando el esfuerzo más grande de seducción implica estirar una mano y el costo de no acceder al otro son 24 horas de gestos reprobadores, de mínima.

Lo realmente difícil es seducir al otro sin mayor reglamento que el que impongan los cuerpos. Mantener el deseo después de haberlo saciado.

Por eso, simplemente disfruten y dejen que nosotras lo hagamos, sin subirse a un tren que va vacío o peor aún, ocupado. 

Preocúpense sólo desabrochando el botón que como dice la canción: El tiempo es un microbús que sólo cruza una vez en esta breve y absurda comedia y no sos Mickey Rourke ni yo Kim Basinger y puede que no tengamos siquiera nueve semanas y media”





14 comentarios:

  1. Vamos por partes:
    - Brillante la escritura, me atrapó, me hizo opinar en voz alta mientras leía, me sirvió como enseñanza.
    - Ahora, las relaciones humanas no pueden analizarse de una manera tan abstracta, mas alla de que se trate de un garche. El tema es que cuando el garche se repite y se repite, involucra mas cosas que un simple contacto físico. Y hay un punto en el que muchas veces me he detenido y que no hay que pasar por alto, es el BESO. El beso es el que hace que todo vuele, sepanlo... Y la repetición genera dudas, si garchas siempre con otro es una cosa, ahora, cuando garchas siempre con el mismo, es lógico que aparezcan sentimientos reales o sospechados...
    Ojo, da para debatir horas (entre polvo y polvo, obviamente, jajaja)
    Repito, me encantó como todo lo que escribís!
    Te felicito, como siempre!

    ResponderEliminar
  2. Uno de los temas que más miles de años ha costado y sigue costando que se entiendan, y en tanto y en cuanto no quede una grieta entre mujer y placer del tipo que fuera, no dejará de hacer ruido. Creo que en el fondo es bastante complicado de soportar y por eso existen palabras en el diccionario incluso para descalificar...arrancar el prejuicio de la mujercita hecha de la costilla de su hombre quedó grabado a fuego en la mente de los que les conviene vivir bajo ciertas premisas burdas y retrógradas, en fin...no es para hacer un postulado, se celebra tu manera de expresarte. Te leo.

    ResponderEliminar
  3. me paso como a augusto, iba leyendo y contestando en voz alta
    pero, como siempre, hay mas de un factor a tomar en cuenta
    descartemos el de la estupidez machista, que es importante
    pero creo, q gran culpa en esto es de uds, mujeres, xq años de actuar como si sexo equivale a relacion han dejado casi un habito en los hombres.
    mas en los pelotudos

    tambien aprendi que decir: tengo miedo que te enamores de mi significa no se como cortarlo y te zampo la culpa. o no me quiero hacer cargo

    ayer charle sobre esto casi 1 hora con una amiga.

    si supieramos hablar y comunicarnos seria mas facil

    ResponderEliminar
  4. El ratón con aspiraciones a canguro, siempre presente, el pretendido inolvidable, hombre argos que no para de repetirse en mil otros. Buenisimo el post, aunq sabés q yo soy de la vieja escuela, jaaaaa, tengo, en eso, el mandato patriarcal bien adentro, estoy en el horno, aunq x lo menos me hago cargo...y esto me parece lo más importante del post HACERSE CARGO

    ResponderEliminar
  5. Creo que miles de años de historia hacen que tanto el hombre como la mujer no puedan tener una relación solo basada en sexo ... la cama puede ser perfecta pero siempre se busca algo mas.
    Es muy buena la actitud de tratar de separar las cosas, pero parte de la química del sexo,si es bueno y dura, suele despertar sentimientos y ahí se empieza a pudrir todo.

    Algún día aprenderemos ...

    Me gusto mucho leerte ... me hiciste pensar que las cosas están cambiando para algun@s por suerte.

    @Merluza_

    ResponderEliminar
  6. Excelente post, describe muy bien muchísimas situaciones verdaderas. Solo falla con el asunto de los cuantificadores y los pronombres en plural: "LOS hombres", "nosotras" "Ustedes", etc. Intercalar de vez en cuando algún cuantificador existencial ("algunos, algunas, por ejemplo) es lo mejor en temas como estos que casi nunca involucran a todos ni a todas. 7 de 10.

    ResponderEliminar
  7. Los tiempos cambiaron, suelen decir. Es cierto. La forma femenina de ver la vida también. Ellos pueden coger sin enamorarse y piensan que nosotras no.
    También es verdad que después de romper esa barrera, se genera otra relación. Pero podemos entenderla como algo muy distinto a querer atarlos de por vida.
    Finalmente eso me hace creer que los hombres se ponen de una en un lugar, que no cualquiera llega. Las mujeres entendemos mejor que somos una del montón.

    ResponderEliminar
  8. Ya lo dijo el Pelado (que justo calza, ¿no?) Cordera en una cancion:
    "Y no tengo la culpa de
    Que todavía pienses que el amor
    Lleva trámites absurdos
    de frívola seducción.
    El romanticismo
    es la misma flor con la que te velarán.
    [...]
    Coger no es amor... ¡es mucho mejor!"

    Pero cuanto mas satisfactorio resulta coger y despertar a la mañana siguiente recibiendo un mate de esa persona que la noche anterior estuvo revolcandose en tus sabanas (o viceversa).
    Vos muy bien lo marcas al describirte como una "hiena analitica", lo cual en si puede considerarse como oximoron en si mismo. Puesto que la hiena se alimenta de carroña y mamiferos mas chicos... y la parte analitica (si es que existe) no permitiria a nadie realizar semejante acto.

    Amen de este concepto puedo llegar a comprender que el sexo sin amor sea una salida, no es de las mejores y, definitivamente, no es la que mejor nos deja a la larga... pero en definitiva ¿Quien soy yo para juzgar lo que otros hacen en sabanas que me son desconocidas?.

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno, muy hoy de eso no se habla y está pasando.
    Como dice Charly (García) en Funky.."gozar, es tan necesario, mi amor".
    Tal vez el hombre que no concibe la relación de iguales tema un abandono, por eso reclama la autoridad en el encuentro. Pero hay que seguir pensando esa idea.

    ResponderEliminar
  10. puedo disentir con @subelamarea ?

    los hombres, en gral, no creemos eso
    pero no por nada cuando sos pibe todos te dicen:busca una casada, no quiere quilombos
    hay q hacerse cargo que muchas veces tras una noche de pasion te encontras del otro lado un globo de cosas q jamas imaginaste
    y tambien, q los hombres cuando nos encontramos a una mujer que nos coge y desaparece andamos con el animo por el piso pensando: la cogi mal?
    jamas pensamos q podemos ser juguetes sexuales articulados

    todo esto en aras de enriquecer el debate, obvio

    ResponderEliminar
  11. me paso lo mismo q a @augustogloop.Mientras mis ojos oscilaban de izquierda a derecha para progresar en la lectura y,de esa manera,astuta y sistematica,tratar d sustraer el concepto final del relato,me vi sorprendido x mi propia voluntad q se me tiro encima, me ato d manos, y me dejo inmovilizado.En ese instante estaba teniendo una ereccion pero rapidamente se desvanecio c el veloz accionar d mi voluntad.Y ahi estaba yo, c el pene desvanecido y luchando con una compañera de toda la vida.Sin nada q hacer fui obligado x ella a recitar en voz alta la lectura d este post.De inmediato, el resto de mi familia comenzo a exclamar:
    -flia :"si vas a hablar pelotudeces en voz alta andate a la mierda de aca".
    Acorralado por esta circunstancia,vi como las sombras d la perdicion fueron,segundo a segundo,tragandose cualquier rastro d esperanza q conservaba...
    ..y asi,cmo 1 verdadero heroe avance cortando lianas intentando despejar tanta frondosidad ante mi.D repente,percibi un hilo de sangre corriendo en una zanja, me acorde q tenia hemorroides,y el miedo desaparecio en el acto.No me rendia, y avanzaba mas y mas.Finalmente llegue a un claro.Y alli estaba,el lugar indicado!.Sin embargo...no , no podia ser posible,el frio q senti cristalizo mis huesos.Hice un silencio inimaginable a tal punto q era capaz d escuchar los ecos mas remotos del firmamento.Es q todavia no lo podia creer,el tesoro prometido no estaba en su sitio..(bla bla bla, si la historia continuara se resumiria en q no se dijo nada original en este post.Cuando leo algo,pido NOVEDAD no algo q ya se sabe)

    ResponderEliminar
  12. "Espectacular y atrapante como siempre, con esa genialidad de gente q puede transportarse a planos superiores, bajar y escribir esto, haciendo viajar a mortales como yo con esa prosa que hace poner colorado al Marquez... gracias...."

    ResponderEliminar
  13. Lore como siempre te expresás de puta madre, pero en algunas cosas disiento un poco. Osea, apoyo tu moción, pero a veces hay que dejar de decir algunas cosas para solamente darlas a entender con nuestras actitudes. Me inspiraste, mas que un comentario a dejarte acá, capaz me salgue algo y te lo tiro en de locos. Te quiero, y siempre me encanta leerte.

    Mae.

    ResponderEliminar
  14. uuuh...lo lei...no a los comentarios, el tiempo es feroz...si, generalmente se habla desde un parametro,...lamentablemente, el parametro es uno mismo,....los casos son diversos,...las variantes multiples,..,,.que hermosas las mujeres!! :D

    ResponderEliminar

"las palabras no valen sólo por su significado sino por el efecto que producen"
...Gracias...ʚϊɞ