8 oct. 2010

...el golpe mas duro de la puerta...

Reflexiones tras terminar internada por culpa de un inadaptado que me partió la cabeza abriéndome una puerta de blindex en la cara mientras caminaba por  la calle intentando de racionalizar sobre mi corazón partido. El médico recomendó que ejercite las neuronas este fue el intento. (Lo que realmente me importó de Z.Baumann- Amor Liquido-  "el amor en los tiempos del éter").-


...Hegel decía que lo que el individuo necesita, no como una cosa aprendida, sino como condición de su humanidad: la admiración de otro... dice: siempre que hay dos individuos, cada uno de ellos quiere la admiración del otro; y en esa competencia, uno va a triunfar y el otro no. La historia de la humanidad es la sociabilidad a partir del esquema donde entre dos que se encuentran uno tiende a ser el amo y el otro tiende a ser esclavo...

            No es una idea complicada, mirando la historia de la humanidad se evidencia que en realidad siempre hay dos bandos que están luchando... uno por ser el amo y el otro por dejar el lugar del esclavo.

Y esto no tiene que ver conseguir el placer sádico de esclavizar al otro, sino con lograr, dice Hegel, su admiración,  conseguir que su idolatría, que lo ubique en un lugar  superior, el lugar del amo.

            Establecido el ganador, todo parece resuelto, pero aquí aparece la paradoja: Recordemos que estamos partiendo de la idea de la completud humana se consigue solamente cuando uno recibe la admiración del otro, y por lo tanto, los que no la reciban quedan incompletos y pierden su condición mínima de dignidad humana.

            En esta batalla entre futuros amos y futuros esclavos, donde estamos compitiendo por ver quien es quien, supongamos que sos el que gana. Vos sos el amo y por ende yo soy el esclavo y lo admito. Ahora, sos un ser humano completo, has conseguido la admiración de alguien, la mía...Yo soy el esclavo y he perdido, entonces mi admiración deja de servirte...

El final del camino del amo es irremediablemente el vacío existencial, porque cuando finalmente consigue la admiración que necesita, esta pierde sentido y la desprecia.

...

¿que hace entonces el amo?

Busca a alguien más...

porque la verdadera historia del amo es que siempre tiene que buscar a alguien valioso que le dé la admiración que necesita.

Para Hegel, irremediablemente,  los amos están condenados a buscar un tercero, el mundo no se puede plantear de a dos, el mundo se plantea de a tres...

 ¿porqué?

Porque hace falta que alguien que testifique que yo sometí al otro...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"las palabras no valen sólo por su significado sino por el efecto que producen"
...Gracias...ʚϊɞ