18 ago. 2014

C'est la vie


Para vos, mi linda retorcida.
Publicado «Un tweet, una historia» de Mujeres con Espadas


Ella encontró la vida ahí donde la llevó la muerte. Había llegado no sólo con las muñecas, sino con toda su infancia y esperanzas desangradas. 

Quizás fueron las drogas o las estrafalarias personas que tenía de vecinas pero la alegría perdida fue inyectándose por su venas y convirtiéndola en un tierna heroína. 

Era tan bonita y delicada que los moradores del loquero la adoptaron y se llevaron lejos a la pequeña huérfana de afecto. 

Jugaba como adolescente con el futbolista acabado. Le robaba las insignias y desordenaba los libros al huraño militar; le pintaba las uñas, las arrugas y las frustraciones a la vieja maestra y cantaba vidalas con el arruinado poeta. 

Dejó la mentira de su marido, la perfidia de su familia y sus cadenas de sumisión sepultados en los jardines de aquel palacio donde descubrió que [a veces] la locura es una forma concreta de salud.

Se quitó su  traje de señora, se desvistió las culpas y desnudó sus deseos en un mugroso baño de hospital una tarde de abril.

Horrorizó a sus padres, alarmó a los médicos e inquietó a los internos cuando y se dio el alta sola cuando se supo aferrada a la vida, de una vez y para siempre, del  vientre hacia adentro.-














No hay comentarios:

Publicar un comentario

"las palabras no valen sólo por su significado sino por el efecto que producen"
...Gracias...ʚϊɞ