15 mar. 2012

El mensaje




Esta es la extraña historia de una mujer que soñaba en un código que desconocía. Un código singular, capaz de abrir las puertas de la percepción extrasensorial.

Le costaba entender como ese conjunto de signos y caracteres que nunca había aprendido ella podía traducirlo en vivencias concretas y sentidas; experiencias que le permitía vivir, conocer y recordar personas, hechos, lugares y circunstancias que jamás había vivido.

También le resultaba imposible imaginar de dónde había llegado y por qué había sido ella la elegida para recibirlo. Pero estaba dispuesta a usufructuar ese poder sin pensar en las consecuencias.

Por eso cada noche aceleraba todo lo que estaba a su alcance para hacer dormir a su marido y a sus hijos y entregarse por fin a esa frecuencia numérica que la trasladaba por el mundo y el tiempo.

Así se descubrió capacidades hasta entonces dormidas. Fue espía, contrabandista, amazona en la selva, madre de tres pares de gemelos, periodista exiliada, amante del cuñado y esposa de un presidente. Conoció la Roma imperial, el París revolucionario, paseó por los Guggenheims, navegó por el Thames y cruzó, en varios tiempos, el muro en Berlín.

En uno de sus fascinantes viajes, se le presentó un hombre alto de tez pálida enfundado en elegante pero antiguo traje negro. Se acercó y le sonrió cerca del oído.

Le explicó que todo iba según lo planeado, le dijo que la misión estaba iniciada y la trampa montada.

Ella abrió sus enormes ojos verdes y lo miró inquieta. Sin evidencia alguna de sorpresa, tragó saliva y  sintió el gusto metálico deslizándose por la garganta.

No había sentido el sonido del disparo ni la bala incrustándose en el estómago, su mente sólo se había detenido a repetir: fue él, todo fue orquestado por él.-

La Infidelidad En La Era Informatica by Jorge Drexler on Grooveshark


2 comentarios:

  1. Hola Clara,
    he leído un texto. Cuenta una historia, fantástica de quien sale de su cotidiano mundo para entrar en otros cotidianos para otros, no para ella. No es un viaje, si lo fuera habría llegado a algún. Me gusta la idea de que se salga a cierto mundo sin llegar a ningún lado. Tal vez como lo hace un libro, una ecuación, una pantalla o una persona, otra. Son todos misterios a resolver, todos devienen con una muerte segura, cuando se haya resuelto, se cierre el libro, se desenchufe la pantalla o se diga adiós.
    Un beso.
    Luciano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luciano, como decís lo interesante son las puertas, o los caminos o los viajes, que emprendemos cuando no lo planeábamos.
      Gracias, por estar.
      Beso.-

      Eliminar

"las palabras no valen sólo por su significado sino por el efecto que producen"
...Gracias...ʚϊɞ